Cineasta sepultado en Haiti sobrevive gracias a una aplicación del iPhone

La catástrofe que se vive en Haiti tras el terremoto que golpeó de pleno la capital del país el pasado día 12 es de unas proporciones que realmente se nos escapan, las cifras de muertos no paran de bailar al alza constantemente y hace falta de todo, desde agua hasta medicinas pasando por ropa o comida.

Además los sucesivos terremotos que han seguido azotando Puerto Príncipe después del de mayor intensidad hacen que las esperanzas por encontrar supervivientes bajo los escombros sean cada vez menores. A pesar de esto siempre se producen pequeños milagros que reavivan los ánimos, como por ejemplo el caso que paso a contaros.

Es la historia de Dan Woolley, un cineasta estadounidense que se encontraba en Puerto Príncipe filmando un documental sobre el impacto de la pobreza en Haiti, cuando de repente el terremoto de siete grados de magnitud le pilló por sorpresa en su hotel. Al igual que demasiados miles Woolley tampoco tuvo tiempo de hacer nada, las paredes del hotel se derrumbaron y él quedó sepultado bajo los escombros.

Tras quedar enterrado entre los cascotes el protagonista de esta historia hizo dos cosas: rezar (es muy religioso) y pensar en cómo sobrevivir, aunque su quid de supervivencia formado por la ropa que llevaba puesta, un iPhone y una cámara réflex dejaba bastante que desear. Pero en esta ocasión fue suficiente, gracias a la cámara pudo iluminar su entorno y encontrar un sitio seguro en el que resguardarse (el hueco de un ascensor) y gracias a las indicaciones de la app de primeros auxilios que había descargado en el iPhone consiguió vendarse la pierna que tenía dañada y detener la hemorragia de su herida en la cabeza, aplicación que también le advirtió sobre el peligro que había de que entrara en shock. Finalmente tras pasar 65 horas sepultado un equipo de rescate dio con él y lo sacó de ese infierno que a día de hoy es Haiti.

A parte del factor suerte, vital para sobrevivir en este tipo de situación, el caso de Woolley pone de manifiesto hasta donde ha llegado ya la relación de muchos millones de humanos con la tecnología y como esta nos dota de capacidades extras: a Woolley una aplicación del iPhone le proporcionó la información suficiente para sobrevivir hasta que llegó el rescate, sin ella seguramente hubiera muerto desangrado o entrado en estado de shock.

Vía Alt1040

Tagged: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: