Que es el Cloud Computing

Se habla mucho estos días del término: Que nuestros datos y relaciones no estén en nuestros equipos ni dependan del sistema operativo de nuestros equipos, sinó en la red (the cloud, en las nubes).


Una forma de explicar el concepto sería decir que cloud computing es lo que todos llevamos haciendo desde hace tiempo en la web 2.0.

NO es lo esencial en la web 2.0 (de hecho, podemos interactuar en nuestras redes sociales desde el escritorio con cosas como Adobe AIR), pero sí una forma de posibilitar lo esencial de esta nueva web: la interacción social (WEB SOCIAL)

Definido de otro modo, el Cloud computing sería la tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web.

Web Os (sistemas operativos para la web), Ubicuidad (el hecho de que nuestros datos o aplicaciones estén disponibles desde cualquier lugar) o Web 4.0 (el término que se impondrá para definir esta nueva web ubicua y que se desarrollará en paralelo a la Web 3.0 ya mimetizada con lo semántico), serían términos relativos al tema.

Te preguntaras, a estas alturas del post, porqué un término que se refiere únicamente a sistemas, a tecnologías para facilitar distintas cosas esenciales, es tan importante en la actualidad.

También te preguntaras en ocasiones porqué a las empresas les ha costado tanto, siguen siendo tan reticentes a disfrutar de las enormes virtudes de la web 2.0. Pues bien, simplemente porque aún no han sido el target prioritario de las empresas de la web 2.0.

Y eso es lo que está pasando en la actualidad: que Google, Microsoft (el rey de las aplicaciones empresariales), como llevan tiempo haciendo Amazon o Salesforce, empiezan a preparar productos, sistemas operativos que desde el ordenador, los propios datacenters o la misma nube, sean seguros, eficientes, eficaces y atractivos en definitiva para las empresas.

Así, si durante la era del PC,  Microsoft Windows y Intel (”Wintel”) fueron los dueños de la gestión empresarial, hoy, cuando la potencia física, la capacidad de las infraestructuras de banda ancha ya resulta suficiente, son varios los que intentan repartirse el pastel de la ‘Cloud’, el ‘SaaS’ (software as a service, software como servicio) o una tendencia que forma parte de la ‘Empresa 2.0′.

Existe, en paralelo a este movimiento, una corriente de pensamiento reticente, que llega a asegurar que los sistemas operativos para la web pueden terminar con lo 2.0.

El motivo es lógico: los prosumidores (consumidores y productores de información) no somos desarrolladores de código (más si este, como en la mayoría de las plataformas en las que interactuamos es cerrado). Defensor ejemplar de este punto de vista es Richard Stallman, de la Free Software Foundation y el proyecto GNU:

“Una de las razones por las que no debes usar aplicaciones web para tus tareas de TI, es que pierdes el control. Tú debes estar en condiciones de realizar tus propias tareas en tu propio PC, en un programa amante de la libertad. Si usas un programa propiedad de un proveedor, o el servidor Web de otra persona, entonces quedas indefenso…el cloud computing es una trampa”.

También el presidente de Oracle, Larry Ellison, calificaba la tendencia como fenómeno pasajero.

La solución, la que apuntaba O´Really: los FLOSS o sistemas operativos libres, para la nube.

Sin duda, el tema tiene una trascendencia importante: como bien comenta Hugh Macleod:

“el cloud computing es la verdadera batalla importante en este momento en la escena tecnológica: las compañías que dominen “la nube” serán los verdaderos actores del futuro, con esquemas de concentración muy importantes debido a la misma naturaleza de la actividad”

Y si pensamos en monopolios es lógico que asuste el anuncio sobre el  lanzamiento, por parte de Microsoft de Azure, su trampolín a un posible futuro en el ámbito de las plataformas, un sistema operativo que minimiza su papel en el escritorio y pretende ser el camino hacia las empresas en la nube, (Livemesh es la suya particular) donde comprarán espacios y servicios para alojar datacenter y sistemas que ahora alojan y mantienen en sus propias instalaciones.

En fin…que he tardado algo, pero ahí va, si no ha estado fluyendo ya libremente por todo el artículo, la opinión que me he ido formando de la lectura de diversos artículos:

La adopción por parte de empresas o usuarios de software libre dentro o fuera de la red, dependerá del nivel de desarrollo de este último. Bienvenidas sean, sea como sea, en principio, las empresas a la web.

En cuanto a la web semántica, creo que incrementará su potencial de aumento de eficiencia de los sistemas, más si tiene la oportunidad de desarrollarse en entornos interoperables y abiertos como los FLOSS.

Como usuarios, nos queda seguir haciendo lo que ya hacíamos, Linux, Firefox, Openoffice y buscar alternativas (Identica vs. Twitter o las múltiples alternativas a Facebook, delicious y demás jardines vallados) también para la web.

Suelo aconsejar la adopción de FLOSS a mis clientes pero entiendo perfectamente la actitud de fidelidad hacia Microsoft que algunos manifiestan (es algo que la empresa ha trabajado mucho a nivel de márketing).

No son tanto tecnólogos como consumidores sujetos a las agresivas campañas dirigidas a corporaciones de MS y no es fácil, como no lo es en elearning (léase Blackboard, p.e.) convencerles de la calidad de los sistemas de código abierto o de las nuevas posibilidades de lo 2.0.

No termino de ver el peligro que identifica Stallman sobre el Cloud Computing como fin de nada. Ni la diferencia con el desarrollo del software libre “de escritorio”.  El problema con el software propietario sigue siendo el de siempre, también en la nube o  internet,  pero como comenta Tim O´really, existen ambas posibilidades y tenemos, como siempre, nosotros y las empresas, la opción de elegir:

“El valor está en trasladar lo que ya se ha hecho con el software libre a esta nueva capa, llamada Web 2.0,que consiste en aplicaciones conducidas no sólo por software sinó también por los efectos de redes de bases de datos potenciadas por las contribuciones de los usuarios.”

En definitiva, elegir, como prosumidores, alternativas que nos ofrezcan el mayor grado de libertad, interoperabilidad y autocontrol posible. Seguir, los desarrolladores, TAMBIÉN en esta nueva capa, trabajando en las opciones que mejor defiendan la libertad de todos.

Este post que me resulto sumamente interesante, lo encontre en este site y quice replicarlo en este blog para disfrutes de ustedes. Espero les haya gustado.

Tagged:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: